Mundo Desconocido

Tres Experiencias en el Infierno

, , , , , , , , , , , , , ,

Son muchas las Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM) en las que los sujetos afirman ver un cielo y sentirse maravillosamente, pero existe una pequeña minoría de estas experiencias en las cuales lo que los protagonistas pueden ver es un espantoso infierno, un lugar que todos definen de manera semejante, lugar en el que las escenas dantescas, el dolor y el sufrimiento es la pauta, los seres que habitan esos avernos son infernales y sus actos horrendos.

En el siguiente video, os relatamos tres de estas experiencias y lo que aquellas personas cuentan que vieron y vivieron.

Esperamos que os gusten estos relatos.

The following two tabs change content below.

10 comments

  1. Hola JL,
    Se dice que todo es mente, y que «donde está tu mente ahí estás tú». Tal sería nuestra inconsciente, a veces inconsistente, o tristemente incontinente capacidad creadora.
    Es idea fácil de aceptar o de rechazar, la del pensamiento/sentimiento cocreador, según el ámbito, la circunstancia vital, o el punto de partida de cada uno… Nuestro componente humano-material más genuino, ¿realmente se siente tan alejado de lo abstracto, del concepto de Mente o Consciencia como principio y sustento de todo?, yo, con bastante frescura, diría que no, aunque tan extenso territorio parezca ser de acceso restringido, hay techo, hay un filtro, un tamizador de compatibilidad con la naturaleza humana y su aparente reducida visión frontal, un finisterre dimensional…
    Esto nos llevaría a asumir que la mente humana está realmente parcelada, de no ser así, ¿cómo podría darse un proceso de individualización, del uno o de la especie, con respecto al todo?. Parece que nuestra «mente» viene parcelada de fábrica y que aquí la seguimos reparcelando… «Donde está tu mente ahí estás tú», y la nuestra, nuestro espacio mental (del cacho que nos toca), no parece tener capacidad para estar en dos «lugares» a la vez, si en la alternancia, pero no a la vez. Pués no hay aquí tema ni nada, que si el libre albedrío, que si la dualidad, que si la bipolaridad, la multipolaridad, etc…, ¿quién somos pues, éste o aquél?, ¿el del sueño o el de la vigilia?, ¿o se trata sólo de un juego de potenciales, un poliedro, una decisión?, ¿o de ser justo, no sólo en el sentido de contemplar la justicia si no de ubicarse en el punto exacto, en el «justo», el del equilibrio?. ¿Decido yo conscientemente quién quiero ser?, qué fácil es decir eso, ¿será igual de fácil conseguirlo, inhibirse, prescindir de interacciones estériles o contaminantes?.
    Probablemente en algún nivel pueda ser así, más sencillo de lo que creemos, un simple deseo sincero, un «clamar al cielo», como los angustiados a los que te refieres, una comprensión profunda de lo que es la soledad más absoluta, el significado de la oscuridad total, del dolor emocional (y físico), de la sed, la imperiosa necesidad de agua, símbolo de vida y emoción, en contraposición al entorno quemante y seco, la deformidad y la asimetría del alma… ¿Un castigo?, humildemente, no lo veo. ¿Un auto-aviso, una auto-toma de consciencia?, lo vería más. ¿Una alteración físico-psíquica puntual que deriva en pesadilla o delirio?, quizá. ¿Una desafortunada e inconsciente (o no) sintonía vibracional con el más allá más feo?, Santa Maria qué susto. ¿Alguna suerte de extraña simbiosis anímica o espiritual por ser tú quién eres y estar donde estás, y aunque no lo sepas?. ¿O el escurridizo y depredador mundo de «las sombras» que, en línea con lo anterior, se apostarían atentas como buitres esperando al primer despistado que se acerque a «la frontera»?.
    El mensaje del miedo no debe ser acertado, aunque bien es cierto que es un aliado de la supervivencia…En este caso particular que relatas, no cabe la disyuntiva de «huida o lucha» ante la amenaza. La única salida es apelar a Dios, y Dios acude, poco importa qué o quién sea éste para cada uno, mientras la consciencia haya avanzado hacia ese remoto lugar, probablemente enterrado en lo más profundo de nosotros mismos. Ese ensueño, realidad, lo que fuere, era terrorífico, te dolía, llamaste a «tu Dios» y te rescató, y te hizo sentir bien. Pues bendito sea Dios. Punto. A qué más vueltas.
    ¿Deja el humano a un lado su naturaleza cuando duerme o cuando experimenta una ECM?, personalmente diría que no, ¿cómo sería eso posible?. El ser humano es lo que es, en bloque, cuando duerme, cuando está despierto, con lo que se ve, y con todo lo que no se ve. Y como especie debemos ser todos bastante parecidos, ¿no?. Si buscamos hacia arriba, topamos con el techo, si miramos hacia abajo, sólo vemos la punta del iceberg, ¿y a quién debería preocuparle eso si pudiéramos vivir tranquilos y en paz?. Paradójicamente, quizá le importara a mucha más gente de la que se piensa, es lo que tiene el poder concentrarse en la belleza, fundamentalmente la de pensar.
    Muchas gracias JL & Co., y un sincero saludo,

  2. Ante todo señalar que como nos soy un fanático o un iluminado, por tanto no tengo seguridades absolutas y puedo estar equivocado, sin embargo, lo que voy a comentar tuvo su origen en mi trabajo como Terapeuta de Regresiones, o sea es experiencia directa y no copy/past de nada.

    Como bien dice JL nada es lo que parece, y una de las cosas que yo esperaba encontrar cuando empecé a trabajar con esa técnica en mis “clientes/pacientes” era esas cosas que contaba Raymond Moody y demás, pero la verdad es que me encontré con la sorpresa y decepción que las cosas no era ni mucho menos así, tampoco observé esa pretendida evolución que las personas tenemos, más bien parece que las personas somos más o menos somos bastante parecidas ahora y hace dos mil o cuatro mil años, no somos ni mejores ni peores, lo cual no debería haberme sorprendido visto como está el mundo, pero ingenuamente esperaba otra cosa.

    También observé que muchas personas, cuando no les induces a ello, son capaces de saltar de vida en vida sin tener ninguna visión especial ni de seres luminosos, ni de parientes ni de nada similar, y tengan en cuenta que estamos hablando siempre de personas con cierto interés por los temas espirituales, o sea una exigua minoría de la sociedad; si eso es así en un grupo tan pequeño, ¿cómo será en el resto? Más bien tiendo a recordar lo que decía Osho: “Tenéis tanta prisa por volver que os metéis en el primer cuerpo que está disponible”. Porque cuando no “diriges” a las personas en una regresión a ningún sitio (partiendo de tus propias creencias), sólo las sigues, te encuentras muy a menudo que después de la muerte no hay luz ninguna, ni túnel, ni nada parecido, sino que te dice que ve oscuridad y cuando sigues adelante te encuentras que esa oscuridad es el vientre de una nueva madre ¿?… Es cierto que algunas sí que van a otros espacios diferentes, pero no son todas, más bien pocas, pero al día de hoy hasta tengo dudas de a qué obedece realmente la intención de esos lugares luminosos, ya que en ellos el fin último siempre es que volvamos aquí, como si nos estuvieran reciclando, hasta tengo dudas de la intención de «ciertos» seres luminosos, al fin y al cabo -como digo siempre- Lucifer era el ángel más luminoso del señor…

    Otra cuestión: Esa visión del “repaso de la vida” no es ni mucho menos tan grata como la cuentan. Esa comprensión global y luminosa, cuando una persona hace ese repaso nada más morir y realmente morir, ya que estamos hablando de alguien que te lo está contando como vida pasada, es muy perturbador, ya que todo ese pasado se observa en tiempo presente y todavía con la mente, emociones, creencias, apegos, etc., de la vida que se ha dejado, para nada hay ninguna es pretendida y repentina iluminación, especialmente cuando la persona no acepta la muerte o le llega de forma inesperada o no está preparada para ella (que suele ser lo más normal), cuando es así la persona hace esa evaluación en ese momento con toda esa carga…

    Quiero decir: Si alguien te hizo daño sientes ese daño, si te quedó algo por hacer y es algo que deseaste hacer con intensidad te volverá con esa misma intensidad, etc… En ese momento la persona dicen cosas como, por ejemplo: Nunca te perdonaré lo que me hiciste, siempre estaré…., esos “nunca” no sé qué, o “siempre” no se cuantos, o lo deseos nacidos de lo que “creen” que se hizo mal o las cosas que se “cree“ que quedaron por hacer son órdenes y programas que condicionan el futuro de la persona, porque cuando desactivas esas órdenes y programas lo habitual es que la persona sane sus problemas del presente…

    De hecho, conocí una persona que me comentó que su madre tuve una ECM en hospital, vio ese proceso de revisión de la vida y le tenía pánico a volver a ese momento, porque su visión era tal como la estoy comentado: Un repaso donde nos sentimos reviviendo muchas cosas que no nos gustaría revivir y dándonos cuenta –según los parámetros de creencias que nos han impuesto- que no deberíamos haber hecho o dejamos por hacer, no vio ningún infierno, sólo su existencia y no quería volverla a ver, pero no era una mala persona, no era un criminal o asesino, era sólo una más de tantas como los demás, nos han cargado de tantos condicionamientos, culpabilidad y apegos que enfrentarse a ello no es fácil para nadie.

    La historia es más larga, y todas esas dudas me llevaron a ciertas experiencias y, al final, a escribir un libro que se llama “Vuelo a la Libertad o el sinsentido del Karma” (www.vueloalalibertad.com), creo que con el título ya se pueden hacer una idea de que es transgresor y herético, pero una última cosa que quiero decir:

    No tenemos ni idea de que es este espacio energético en el que vivimos y que se define por muchos como la Matrix, creo que las cosas no son lo que aparentan y creo que esos espacios “sobrenaturales” y tan “amables” quizás tampoco sean lo que aparentan, además creo que esas experiencias de ECM que siempre cuentan tienen un aspecto que nadie comenta: Desde hace milenios los seres humanos han estado experimentado con drogas para tener experiencias místicas, extrasensoriales o como las quieran llamar, ¿acaso sabemos cómo afectan algunas de las drogas que se administran por los servicios médicos en ciertas circunstancias a las personas? Igual que la anestesia puede matar a unas personas quizás a otras les provoque experiencias parecidas a la que se pueden tener con otras drogas y todas esas visiones, de ver hasta la zapatilla en el tejado del hospital, quizás no sean nada extraño bajo ciertos químicos…

    En fin, y resumiendo que ya me he alargado mucho, nada de las cosas que tenemos a nuestro acceso como información tradicional creo que es lo que parece, y estas experiencias infernales creo que son otra versión del control mental, emocional y hasta espiritual que la esfera energética en la que existimos ejerce sobre nosotros, me da la impresión que “el constructor” –que cita el Dhammpada– construyó algo más que el mundo material en el que vivimos.

  3. Ssludos jl! impresionante tema. También tuve este tipo de experiencia, por ser muy especial, por el mensaje que cada uno aporta en ese viaje, no voy a contarlo aquí. Pero si me gustaría otro programa profundizando el tema.
    En todo el video programa, se veia al redodor de tu cabeza un alo verdefluor, será la tecnología o alguna energía qkue te rodea?
    tapronto

  4. hola JL ya se que no tiene nada que ver pero me gustaria que nos comentarais que hay de verdad sobre john titor por que se ha hablado mucho, gracias y seguid con buestros interesantes videos

  5. Hola a tod@s!
    Buen video programada JL y también buena reflexión alexander…(yo opino igual que tu)
    Yo una vez tube la desgracia de haber estado en el purgatorio,o esa es la sensacion que a mi me dio y os puedo asegurar que era tan real como lo que estoy escribiendo aquí ahora y en cierto modo uno ya no sabe si fue real o si solo fue un sueño pero de lo que si estoy seguro es que despues de esa experiencia te hace ver las cosas de distinta manera(aunque seamos nosotros mismos quien nos juzguemos tras la muerte de este cuerpo no me gustaría pasar de nuevo por esa experiencia …)
    Un saludo a todo MD

  6. ¿Y qué hay de los que dicen que no vayamos a la luz que es una trampa?
    Es el siguiente nivel de la gran pregunta, cuando ya les dices a los colegas: No, no, si yo no me pregunto si hay vida despues de la muerte…lo que me pregunto es si tengo que ir a la luz o es una trampa de los reptilianos…jajaja.
    No me invento nada, Simon Parkes y tal…Menuda locura de puzzle todo todo todo. Tanto desinformador, informador, mentira, verdad…jajaja, mola.

  7. Ya se que no tiene nada que ver lo que voy a decir con el tema de hoy, pero tengo que decir que tengo el presentimiento de que van a atentar contra el papa en su próxima visita a Israel.

  8. El Infierno y Cielo que tu describes es bien gótico. Es contraria a la idea de la reencarnación incluso a la idea biblica. También es contraria a tu pensamiento final.
    Cunado se estudia con profundidad los evangelios, se puede interpretar que el seol (infierno) sería el lugar que las personas que no aceptaron a Jesus como el Salvador y cumplen sus 2 mandamientos irían, en realidad no para ser castigadas y si para ser eliminadas de todas las existencias. Seol era el basurero de la ciudad y la descripción del infierno del apocalipsis mirandolo desde una óptica de nuestro tiempo paresería ser un agujero negro, sobretodo por la descripción del Tiempo.

  9. ESPECTACULAR JL ESTOS SON TEMAS APASIONANTES CON ESTO ME QUEDA CLARO QUE ALGO EXISTE DEL OTRO LADO HABRA QUE SEGUIR MEJORANO COMO PERSONA CADA DIA CON NUESTRA MANERA DE OBRAR Y CON LOS PENSAMIENTOS SALUDOS UN ABRAZO GRANDE DESDE ARGENTINA AGUANTE MUNDO DESCONOCIDO Y UFOPOLIS DE VICENTE.