Mundo Desconocido

La Increíble isla de Pascua

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

A 27º 7’ 10’’ latitud sur y 109º 21’ 17’’ longitud oeste, se encuentra la isla de Pascua, una joya dentro de los misterios arqueológicos que salpican diferentes rincones del planeta.

 

El día de Pascua de 1722, el marinero holandés Roggeveen desembarca en esta pequeña isla volcánica de la Polinesia. Allí hace un hallazgo que le dejara impresionado; el descubrimiento de cientos de esculturas (algunas de ellas de más de veinte metros de alto) que representan siluetas humanas completas, aunque sus cabezas son tan desproporcionadas con respecto a sus cuerpos que, durante mucho tiempo, se conocerían con el nombre de “cabezas” o “bustos”.

 El nombre exacto que estas colosales representaciones reciben en el idioma nativo es “moai” (literalmente “escultura”), se estima que su número ronda las 600 efigies, todas ellas talladas en tuba, roca del volcán Rano Raraku y su datación oficial oscilaría en torno a los 700 años de antigüedad.

  Estos moais están catalogados en dos tipos según su características: los que se están recubiertos de símbolos y se encuentran en la ladera del volcán Rano Raraku y los que se encuentran situados en muros paralelos a la costa, de espaldas a la playa, y coronados con sombreros cilíndricos llamados “pukaos” y que fueron tumbados en el siglo XVIII después de fuertes enfrentamientos entre nativos que terminaron en una cruenta guerra tribal. En un primer momento se estimó que sus órbitas oculares se habían dejado vacías a propósito, hasta que el 1978 el arqueólogo pascuense Sergio Rapu halló inmensos ojos de color blanco esculpidos con coral y toba roja y que posteriormente se le añadieron a algunos de los moais para que recuperasen su aspecto original.

Probable aspecto que tendrían los moais originales con sus «sombreros» y «ojos». Imagen cortesía de videojuego.wikia.com

 

En 1950, el marino noruego Thor Heyerdhal estimó que los primeros pobladores de la isla serían gentes provenientes del Perú y que, posteriormente, la isla sería colonizada por sucesivas tribus llegadas de la Polinesia. De hecho, en 1947, se llevó a cabo la expedición de la Kon-Tiki, una balsa que realizó una travesía entre Perú y la Polinesia con la intención de demostrar el origen amerindio de las poblaciones polinesias. A pesar de ello, hoy en día se considera que las ancestrales comunidades isleñas no tienen ningín vínculo con antiguos colonos llegados del continente americano.

 En cualquier caso, según la tradición pascuense, el primer habitante de la isla fue un personaje conocido con el nombre de Hotu Matua, quien habría arribado a la isla desde alguna parte de la Polinesia acompañado de su esposa. Unos treinta reyezuelos habrían sucedido a Hotu Matua hasta 1862. Un segundo rey (o jefe militar) era elegido todos los años. La tradición estipulaba que todos aquellos guerreros que deseasen detentar dicho rango debían encontrar, antes que sus rivales, el primer huevo que las golondrinas ponen sobre el vecino islote de Moto Nui. La competición se realizaba cada primavera, después de una ceremonia consagrada a una especie de divinidad conocida como el Hombre-Pájaro.

 En aquel año, 1862, los negreros peruanos diezmaron casi en su totalidad la población nativa de la isla de Pascua que, hasta la fecha, estaba constituida por una comunidad eminentemente pescadora y agricultora, muy jerarquizada y combativa. Hoy en día, la población de Pascua se reduce a unos 5.000 habitantes que ya casi nada tienen que ver con los antiguos pobladores de la isla.

 

 Muchos investigadores, arqueólogos e historiadores se han aventurado a buscar alguna clase de significado sobre aquellos magníficos monumentos que la isla esconde. Puede que las tablillas de madera que los nativos nos han legado contengan alguna clase de explicaciones sobre el que sigue siendo un misterio. Estas tablillas, llamadas “rongo-rongo” están talladas con signos que se presentan indescifrables. Desde 1950, multitud de investigadores han dedicado parte de su vida a intentar, en vano, descifrar aquella amalgama de signos con figuras de animales, plantas, antropomorfas…

 

 

Fragmento de tablilla Rongo-Rongo encontrada en la isla de Pascua. Imagen cortesía de lonelyplanetimages.com

 

 

Uno de los investigadores que trató de arrojar algo de luz sobre las construcciones fue Thor Heyerdabl, que en 1955 consiguió izar una escultura de veintitrés toneladas en dieciocho días y con la ayuda de solo doce pascuenses. Para lograrlo se aprovisionaron de tablones que usaron a modo de palanca; una vez izada una parte de costado se colocaban piedras debajo de ella. Después iban levantando poco a poco dicho costado, colocando más piedras debajo hasta así lograr ponerla totalmente vertical para terminar enderezandola con cuerdas. Pero, lo que Hayerdabl no pudo explicar fue como fueron puestos los sombreros de las estatuas, algunos de varias toneladas de peso.

 

El como fueron transportadas las esculturas desde su lugar de construcción hasta donde hoy reposan también fue motivo de numerosos interrogantes. En 1955 se intentó un experimento recostando algunos de los colosos sobre un lecho de madera a modo de trineos tirados por cuerdas. El experimento resultó mas o menos satisfactorio aunque no llegó a ser concluyente, pues muchas de las piezas comenzaron a deteriorarse gravemente en el transporte. A la vez, surgió otra pregunta.. ¿ Tendrían los nativos pascuenses capacidad para construir gigantescos trineos de madera? Y es que la isla de Pascua (de origen volcánico) cuenta con una vegetación muy pobre en la que escasean los árboles. El botánico inglés John Fenley afirma que, en el pasado, la isla estaría cubierta por densos bosques. El hallazgo, en 1983, de de algunas nueces de jubea (frutos de un árbol conocido como “palmera de Chile”) parecen abalar dicha hipótesis, lo que proporcionaría a los nativos unos amplios recursos madereros para construir tanto tablones de madera como grandes trineos.

 

Otro de los grandes enigmas es la función de los propios moais. Existe una axioma fuertemente arraigado entre historiadores y arqueólogos que sostiene que ante cualquier artilugio, monumento, abalorio, pintura u objeto que carezca de alguna función específica sea catalogado como “objeto de culto”, “ mágico”, “ religioso”, “ritual” o “chamánico”. De esta manera, la comunidad científica se escapa de engorrosos interrogantes a la hora de dar sentido a algunos extraños artilugios que carezcan de cualquier clase de funcionalidad concreta. Siguiendo dicho axioma se estimó que las esculturas de Pascua responderían a alguna clase de ancestral culto a los muertos o a los ídolos. Hay autores que también afirman que probablemente su propósito era el de “cuidar de la isla”, pero el hecho de que las esculturas estén giradas hacia la tierra, y no hacia mar, vuelven a esta hipótesis poco concluyente.

 

Pero lo mas misterioso e interesante del tema se descubriría recientemente, aunque algunas fuentes aseguran que ya en 1915 se tenia conocimiento de este hecho. Me refiero al enigma que nos presentan alguno de estos moais, en concreto, aquellos cuyo cuerpo se encuentra enterrado bajo tierra, algunos a una profundidad de hasta 8 metros. Si estas estimaciones son ciertas, no nos quedara mas que afirmar que dichas construcciones se remontarían a un tiempo antiquísimo (unos 15.000 años de antigüedad), en una época coincidente con la era postglacial caracterizada por el numero de tsunamis y el aumento del nivel del mar. Esta época, que coincidiría con el Paleolítico Superior, conllevaría una total ruptura con lo expuesto anteriormente ya que, muy probablemente, la isla de Pascua incluso podría carecer que cualquier tipo de presencia humana en aquel tiempo a la vez que se presenta imposible que la construcción de tales monumentos pudieran llevarse a cabo con la tecnología de la época, cuando las mayores representaciones artísticas se limitaban a algunas pinturas en cuevas.

 

 

Profundidad que alcanzan algunos moais cuyos cuerpos permanecen enterrados bajo varios metros de tierra. Imagen cortesía de starviewer.files.wordpress.com

 

 

Elena Blatvasky fundadora de la sociedad teosófica en 1875, siguiendo los postulados de Philippe Sclater (quien acuñó el termino de Lemuria en 1850) sostiene que los moai fueron construidos por antiguos habitantes de Lemuria, un mundo altamente civilizado que sería el equivalente, en el océano Indico, a la Atlántida.

El coronel Curchward, por su parte, cree que lo antiguos habitantes de isla y los colosales esculturas son una reminiscencia material de la avanzada civilización de “Mu”, que se habría extendido desde el norte de Hawai hasta el sur del continente.

Para otros, la isla de Pascua no habría pertenecido a Mu ni a Lemuria, sino que sería alguna clase de enclave colonizador atalante hacia el Pacifico e Indico.

 Para alguno, los moai son las representaciones de antiguos visitantes del cosmos que habrían entrado en contacto con las antiguas civilizaciones amerindias. Y es que los pocos pascuenses mestizos que perviven a día de hoy sostienen que dichas esculturas son la representación de ancestros poderosos y poseedores del maná (un particular poder mental). ¿Tal vez estos misteriosos visitantes espaciales ayudaron a los pascuenses a construir y levantar tales colosos de piedra en la isla?

 

A día de hoy la isla de Pascua sigue siendo uno de los rincones de la Tierra en la que antiguos alardes de construcción siguen resultandonos inexplicables si nos basamos en la tecnología de la época y ciñendonos a los postulados que defiende la ciencia histórica.  Actualmente, se encuentran unas 400 estatuas en la cantera excavada a la falda del Rano Raraku sin terminar, sin que se conozca la razón de abandonar tan colosal obra. Mientras, 600 increíbles esculturas vigilan hoy la isla de Pascua sin que sepamos quién las construyo, cuando, como y con qué propósito…

Moais. Imagen cortesía de viajesamiritmo.com
The following two tabs change content below.

HugoFD

Latest posts by HugoFD (see all)

16 comments

  1. Hola,

    A lo mejor las estatuas son vigilantes de la isla, y mas concretamente del volcán; es posible que en la antiguedad haya habido una gran erupción y sus pobladores hayan decidido crear «vigías» de sus propias «entrañas», recordemos que las estatuas son hechas de tuba (roca volcánica).

    Un saludo,

  2. Hola, a veces la respuesta es la más simple y está delante de nuestras narices. Vamos a ver; Esas estatuas de piedra con miles de kilos, ¿pueden construirse y transportarse con medios rutinarios de hoy en día? NO. Los gorros o sombreros de los moais; ¿pueden colocarse utilizando algún tipo de grúa de madera o vegetal o similar? NO. Entonces está clarísimo, que esas enormes figuras de miles de toneladas han sido construidas y colocadas al menos con tecnología igual o superior a las de hoy en día. ¿Es posible esto en aquella época de hace miles de años? NO. Entonces hay sólo dos respuestas; Que los construyera una civilización muy adelantada a sus tiempos, o que «alguien» imposible, de creer para muchos de nosotros, llegasen al la isla procedentes del cielo, por ejemplo. Si leéis el artículo, en una punto dice, más o menos, que todos los que quisieran aspirar a ser el jefe de la isla, tenía que ir a una isla cercana y el primero que conseguía coger el huevo de las primeras golondrinas, sería proclamado Rey o jefe o lo que sea.
    Todo este juego, concurso o campeonato comenzaba tras un ritual llamado; «el vuelo del pájaro». Supongo que sabréis que muchas civilizaciones antiguas que construyeron cosas imposibles para las técnicas y herramientas de la época, utilizaban mucho la descripción del pájaro o pájaros voladores venidos del cielo. Creo que ahí está la clave. Como yo creo firmemente que no somos la única vida que hay en todos los universos infinitos, y por tanto creo en civilizaciones superiores a la nuestra que nos visitan regularmente desde hace millones de años, las técnicas de construcción y colocación de los moais es cosa de una civilización superior a la nuestra que han venido del «cielo como pájaros»…..pues esta es mi teoría. Saludos….

  3. lohal, como verás tampoco descarto la posibilidad de «quizas una entrada “al interior” de Hole…».

    En un comentario anterior planteaba la cuestion de intraterrestres…

    Abrazos.

  4. ¿Un laboratorio?, un lugar alejado de prácticamente todo, aislado de interferencias.

    ¿Pruebas «genéticas»?, combinando distinto ADN para poder conseguir lo que se está buscando.

    ¿Esclavos, trabajadores, vasallos…?

  5. Hola de nuevo lohal, puedes llamarme como creas conveniente y te resulte más fácil de recordar.

    Lo que argumentas parecería factible, desde luego pudira ser, como puedira ser cualquier cosa, desgraciadamente lo tenemos complicado de averiguar.

    Lo que trataba de decir anteriormente, va en otra dirección, o quizás no. Podría ser que (teoría-especulativa-elucubración sin argumentos), quizás dentro de la isla, que puede que fuése más grande que ahora, se realizasen algun tipo de experimentaciones, o incluso se utilizase para eso y para una especie de «carcel», con fines de alguna manera científicos.

    Bueno, es simple imaginación, pero…

    Abrazos.

  6. Saludos a todos en especial a JL por su trabajo.
    Hostias que cantidad de conocimientos teneis del tema, solo puedo aportar mi humilde opinion y creo que son construcciones que se hizieron en piedras para que fueran perdurables y para que recordemos a los que vinieron de otro lugar a darnos el conocimiento, que lo que sabemos no es nuestro y adermas que hay otros por encima. Saludos.

    1. Hola lohal, fíjate en un dato curioso sobre las construcciones que están «mirando» hacia la tierra, es decir hacia dentro de la isla, ¿que podría sugerir este dato?, quizás que cuidaban, pero no de la isla en sí, sino de lo que había dentro de ella. ¿No crees que puede ser curioso?.

      Abrazos.

  7. Un dato importante: Policarpo Toro Hurtado (Melipilla, 6 de febrero de 1856 – Santiago, 19211 ), marino chileno, hijo de propietarios agrícolas y comandante de la expedición que incorporó la Isla de Pascua a Chile en 1888.

  8. Srvthroll, no continues LA ABEJA MAYA a que si. Cada dia peor dije que no iba a comentar mas en este foro, pero es que me puede.

    1. Hola yopiensoluegoexisto, me alegro de verte de nuevo por aquí. ¿Como, que no te gusta la novela?, pues entonces podemos empezar a comentar sobre el artículo propuesto por HugoFD.

      !Te cedo la palabra…¡

      Abrazos.

      1. Hola, buenos días astalueg, por supuesto que es una pequeña fábula, pero quizás para poder indicar una cuestión, que ya he planteado más abajo al compañero lohal, donde insinuo la posibilidad de que esta «isla» pudiese haber sido utilizada para algunos fines.

        Abrazos.

  9. Érase que se era, una isla grande que existía en el pacífico, la cual estaba poblada de grandes bosques y surcada por varios ríos subterráneos que emergían y serpenteaban por su superficie, esta isla estaba habitada por multitud de aves y un buen número de reptiles, algunos de ellos de dimensiones considerables, también existía en su superficie diversas especies de animales, que en su día resultaban raros, pero que cuando se pudieron observar más de cerca, parecían marsupiales, otros especímenes que corrían por ella podríamos considerarlos mamíferos de pequeña talla y movimientos muy rápidos. Siempre sobre esta isla existía un maravilloso cielo azul, surcado de preciosas nubecillas de formas armoniosas, que cuando se juntaban descargaban torrentes de abundante agua sobre sus tierras.

    Un día, aparecieron sobre ella dos inmensos aparatos de forma cilíndrica que oscurecieron todo su contorno, descendieron despacio sobre ella hasta alcanzar una altura de varias docenas de metros, de pronto de ellos empezaron a descender una multitud de canoas de varios metros de diámetro, en ellas se podían observar muchas siluetas de seres de apariencia humanoide…

    Continuará…

  10. Jl queria preguntarte una cosa para ver si tienes informacion de esto, de que HILLARY CLINTON, esta muerta o en estado de coma, y que resulta que fue a causa de lo ultimo que hizo como sec, de estado. de estados unidos. y que fue lo del misil que derribo su avion y aterrizo de emergencia.