Mundo Desconocido

El secreto para evitar las Resacas

Aprovechando estos días de asueto, las personas suelen ingerir dosis de alcohol más allá de lo que debería ser razonable, no puedo negar que en ciertas fiestas y celebraciones, el que escribe estas líneas, se deja llevar por los efluvios de Baco, pagando al día siguiente el exceso con dolor de cabeza (entre otros síntomas).

Se da la circunstancia, que en los países nórdicos, beber en exceso es considerado “relativamente normal”, quizás debido a que tradicionalmente se ha considerado un talismán contra el frio,  mientras que fumar es visto como algo casi demoniaco, asimismo, en los países latinos y mediterráneos (que para el caso es lo mismo), beber en exceso en ocasiones, está relativamente aceptado, quizás, porque los textos sagrados hablan de como los profetas ya tomaban licores e incluso el mismísimo mesías, era amigo del buen vino, por el contrario, el tabaco, está mal visto como en nuestros vecinos países del norte.

Llegados a este punto, he tenido la oportunidad de leer un artículo en la BBC sobre el secreto de no padecer resacas y al final, me he dado cuenta que no dice nada interesante, salvo que la resaca, no se debe principalmente a la deshidratación y que afecta menos a las personas de mayor edad, alegando que con 70 años, es más difícil tenerlas.

Cierto es, que en ocasiones, hay personas con una capacidad de asimilación de licores extremadamente elevada, frente a otras que como yo, tenemos unas capacidades limitadas.

noOs contaré una anécdota, en una de las ocasiones en la que el Ex Coronel de la antigua URSS, Krutakov, viajo a España y me hizo una visita, debido a la amistad que yo tenía con su hija, nos acabamos conociendo y entablando amistad, el Coronel es un tipo delgado, alto, fibroso y con una peculiar cara de póker, un tipo simpático pero astuto.

Cuando ocurrió el suceso en cuestión, este señor, tenía unos 65 años y debido a su poco conocimiento del Castellano y mi nula capacidad de hablar ruso, su hija, cansada de hacer de interprete, nos puso un tablero de ajedrez delante para que la dejásemos en paz, sabedor yo de la afición de los “osos del norte” a este juego, me acerque a mi mueble bar para sacar una botella de coñac con unos buenos años de solera, pensando que quizás al dopar al coronel, mis posibilidades serían mayores.

He de reconocer, que al ajedrez he jugado bastante, nunca me he considerado bueno, pero tampoco soy excesivamente malo. Durante aquellas 10 partidas rápidas que jugamos, el coronel evaporó durante la hora de combate el 90% de aquella botella y el tipo estaba como si nada, nuevecito, como recién salido de fábrica, el líquido ámbar era inocuo para aquella “mala bestia” que me gano 9 partidas sin notarle el mínimoac esfuerzo, y se dejó ganar la décima por pena o cortesía (algo que no me hizo mucha gracia), encima con el agravante de las risotadas que aquel ex militar con cara aerodinámica exhalaba cada vez que movía mi triste rey.

Centrándonos en el artículo de la BBC, en el que como resultante, afirman que el secreto es beber con cabeza, una perogrullada, os puedo decir desde mi experiencia personal por observación, lo único que tenéis hacer es al final y como último licor, debéis beber medio litro de agua antes de acostaros, con ello, al día siguiente estaréis como nuevos.

The following two tabs change content below.

Comments are closed.